Analizan próximo combate de Floyd Mayweather Jr

Por Jeffrey Nolasco | 15 Sep 2011

Podría ser un gran combate. Podría llegar a ser una guerra, un choque digno de ser mencionado entre los mejores del año y un punto de inflexión en la carrera de ambos contendientes.

Podría incluso convertirse en un pleito memorable y emocionante, y las repeticiones de los mejores golpes y situaciones excitantes de este choque quizás pasen a formar parte de las selecciones de momentos culminantes que vemos pasar en rápida sucesión en los videos de grandes éxitos del boxeo de todos los tiempos.

Durante algún que otro momento de sus doce asaltos, quizás este choque sea todo esto y más.

Pero la mayor probabilidad es que este pleito sea lo que todos esperan: un mero aperitivo (de calidad, buen gusto y mucho sabor, pero aperitivo al fin) para el plato principal del boxeo mundial en este naciente siglo XXI, el choque que podría romper con todos los récords de recaudación de un combate de boxeo en toda la historia de este deporte.

Pase lo que pase, está claro que la pelea de este sábado 17 de septiembre entre Floyd Mayweather Jr. y Víctor Ortiz, desde el MGM Grand de Las Vegas y con el título welter Consejo Mundial de Boxeo en juego, servirá para tomar la temperatura actual de Mayweather tras un largo año y medio de inactividad y ante un rival de primera categoría, pero siempre con vistas a un choque estelar ante Manny Pacquiao en un combate con tintes históricos.

Vender ese combate tras una derrota de Mayweather sería incluso posible si la caída es digna, pero todo indica que eso no sucederá y que el púgil al que apodan “Money” mostrará sus mejores cartas en este compromiso y luego se plantará a esperar la siguiente movida de su posible rival futuro, que por su parte estará finalizando una trilogía con su archirrival Juan Manuel Márquez el próximo 12 de noviembre en este mismo escenario y bajo esta misma intensa mirada mundial hacia su desempeño.

Fuente: ESPN