Boxeo

Reseñan inicio de Floyd Mayweather Jr.

Recuperarse de una derrota es siempre una tarea complicada, pero siempre hay circunstancias atenuantes.  

En el caso del joven debutante que caminó hacia un ring en Las Vegas la noche del 11 de octubre de 1996, exactamente hace 15 años, su derrota anterior había sido una de las pocas que había sufrido durante su larga y fructífera carrera como aficionado.

Pero la victoria que estaba por saborear iba a ser la primera de una larga serie de éxitos que incluirían cinco campeonatos en una cantidad igual de divisiones, y una de las más extraordinarias historias de éxito en el boxeo mundial.

Hace quince años, un medallista olímpico de bronce de 19 años llamado Floyd Mayweather Jr. hacía su debut profesional apenas dos meses después de su última derrota oficial, que había llegado a manos del búlgaro de 27 años Serafim Todorov en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 por un escaso margen de 10-9 en un combate que fue dominado por el joven peleador estadounidense.

El siempre controvertido sistema olímpico de anotaciones fue culpado por otra injusticia, pero Mayweather estaba ahora en camino a un territorio en el cual su tremenda velocidad, su impecable defensa y su poco apreciada potencia lo ayudarían a encontrar el camino a la victoria con un mínimo de controversia.

Y el comienzo de su búsqueda de gloria fue tal como se esperaba. Su desventurado oponente en su primera aparición en el mundo del boxeo profesional fue un desconocido Roberto Apodaca, que fue anunciado antes del combate como un peleador con 2 victorias y una derrota.

Mayweather se tomó apenas unos minutos para realizar su transición desde los largos jabs anotadores y derechas en punta que prefería usar en sus años de amateur, y para la segunda mitad del primer asalto ya estaba conectando combinaciones desde todos los ángulos.

Pronto, un gancho de izquierda encontró su camino hacia el hígado de Apodaca, y éste se derrumbó en el rincón de Mayweather para un conteo de ocho segundos.

Él sobrevivió a duras penas ese round, y con un objetivo ya en mente, Mayweather continuó su buena labor anterior con el campanazo inicial del segundo asalto, dispuesto a haber escuchado ese sonido por última vez aquella noche. Y lo logró.

Fuente: ESPN

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »