Futbol

Un penalti histórico da triunfo al Madrid en la Champions League

Veinte segundos separaron a la Juventus de forzar la prórroga tras la remontada de todos los tiempos. Un penalti dudoso, polémico como pocos, o como muchos, permitió al Real Madrid acceder a las semifinales de la Champions League. Todo lo hizo bien el equipo de Allegri, que apretó al campeón para hacerle sentir pánico hasta el último momento. Igualó la eliminatoria gracias a los dos goles de Mandzukic y el de Matuidi tras un error de Navas. Y cuando agonizaba el encuentro, los blancos fueron rescatados por una decisión arbitral controvertida, que además se llevó por delante la despedida de la Champions de Buffon , expulsado por protestar. Para tumbar al Real Madrid en Europa no llega con hacer el partido perfecto.

Y es que Allegri se leyó el manual de la remontada que había escrito la Roma un día antes en el Olímpico y trazó un plan que perseguía el milagro. No porque la Juventus, un coloso en Italia y en Europa, no disponga de la capacidad para ello, sino porque se trataba del Bernabeu. Además, una cosa es predicar y otra dar trigo. Para ello, la Juventus manejó los tiempos del encuentro a la perfección, golpeando en momentos clave y desquiciando la moral blanca, venida a menos ante el fantástico despliegue de su rival.

La Juventus llevó al límite al Madrid e igualó la eliminatoria con tres goles en sesenta minutos

Todo ello le permitió soñar durante muchos minutos con el órdago más grande jamás visto en la historia de la Champions. Nadie había logrado algo parecido en un encuentro de tal entidad. Y mientras la Juventus remó a contracorriente, el Madrid mostró una dramática falta de jerarquía. La que aporta Sergio Ramos, sancionado para este encuentro. Su ausencia fue el principio y final de los problemas blancos. Primero por lo que supone no tenerle en el campo y sobre todo porque en su lugar estaba un chaval que no se había visto en otra igual. No cometió errores gruesos Vallejo, pero sus compañeros mostraron un exceso de nerviosismo por su presencia.

El equipo italiano enjauló a la bestia blanca, anestesiada por la experiencia de la siempre orgullosa defensa bianconera. La teoría que manejaba Allegri decía que en cualquier remontada es primordial marcar un gol tempranero. El factor psicológico que supone encajar pronto es una gran losa para el rival. Pero la Juventus iba a por todas y logró, además, el gol más tempranero que el Madrid ha encajado en Champions en el Bernabeu. Mandzukic dio esperanzas a los italianos con un remate de cabeza en el segundo palo a pase de Douglas Costa.

Tachado el primer punto de la lista para obrar el milagro, lo siguiente era aguantar la reacción blanca. Y allí apareció Cristiano Ronaldo, pichichi de esta edición de la Champions con 14 goles, 15 con el de esta noche, para liderar el despertar del vigente campeón. El portugués se descompuso en esfuerzos pese a que no tuvo demasiadas ocasiones. Bale e Isco fueron los que estuvieron más cerca del gol, pero Buffon, en la que fue su despedida de Europa, salvó a su equipo con dos acciones de mérito.

La Juve ocupaba los espacios con más inteligencia. El Madrid era consciente de su fragilidad defensiva e intentaba dormir el partido con posesiones largas. Otorgó mayor protagonismo a Modric, pero el croata tenía a un hombre encima de forma constante. Era el momento en que los italianos debían defender el botín logrado y esperar que en uno de sus latigazos llegase el segundo.

Mandzukic lideró a la Juventus con dos goles idénticos

Higuaín y Mandzukic pudieron ampliar la cuenta antes de la media hora, pero el manual que manejaba Allegri no decía eso. El segundo debía llegar en el tramo final del primer tiempo. Y tal y como demandaba el técnico, Mandzukic acudió a tiempo para dejar helado el Bernabeu. El croata remató a gol un centro de Lichtsteiner, de nuevo en el segundo palo y otra vez de cabeza.

Tras el descanso, Zidane realizó dos cambios ilusionantes. Casemiro y Bale dejaron espacio a Asensio y Lucas Vázquez, los dos hombres en quien más ha confiado el francés esta temporada cuando ha tenido problemas. El Madrid salió en busca del gol de nuevo. La Juventus no se preocupó por ello. Se armó de paciencia y se echó atrás, a la espera de la ocasión de meterse de lleno en la eliminatoria.

Rozó el tercero Higuáin gracias a un disparo desde la frontal, pero este gol no llegaría por un acierto italiano, sino por error blanco. Algo de eso habría en el manual de Allegri, porque para ganar 0-3 en el Bernabeu es necesario que el azar juegue a tu favor. Fue Keylor Navas el que se equivocó en una mala salida y regaló el gol a Matuidi, que se llevó el balón de rebote dentro de la mismísima área pequeña. Una carambola imposible, aunque posible en esta noche loca en el Bernabeu.

El miedo se transformó en pavor. En 60 minutos la Juventus había igualado la eliminatoria y amenazaba con el órdago. El Madrid intentaba dominar, pero sin hacer ruido. Sin saber bien qué hacer ni cómo hacerlo. La Juventus aguantaba, sabedora la Vecchia Signora que cuanto más tiempo pasase más definitivo sería su gol.

Zidane reaccionó al descanso, pero la Juventus parecía insuperable

El Madrid dio un paso adelante con mayor seriedad y ganó en confianza gracias a la aparición de Asensio por la izquierda. El mallorquín se asoció con Isco para poner centros en la poblada defensa de la Juventus, que se mantuvo impávida pese al escenario y el rival. Pero cuando todos daban por hecho que la prórroga decidiría la eliminatoria, Benatia intentó despejar un balón en el área y Lucas Vázquez al sentir el contacto se fue al suelo.

Dudó el árbitro, esperó indicaciones de su asistente y, finalmente, pitó el penalti. Buffon se fue a por él. La rigurosidad de la decisión se sumó a las pulsaciones del momento. El británico Michael Oliver expulsó al legendario portero italiano con una roja directa. Cristiano volvió a tomar protagonismo para hacer el gol ante Szczesny. La Juventus había cumplido con la teoría para alcanzar la gesta imposible, pero una vez más el Madrid disfrutaba, sobre la bocina, de la polémica a su favor, para escabullirse de un destino que parecía escrito de forma muy diferente.

Real Madrid, 1 – Juventus, 3

1 – Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Vallejo, Marcelo; Kroos, Casemiro (Asensio, min 46), Modric (Kovacic, min. 75), Isco; Bale (Lucas Vaázquez, min 46) y Ronaldo.

3 – Juventus: Buffon; De Sciglio (Lichtsteiner, min. 17), Benatia, Chiellini, Alex Sandro; Khedira, Pjanic, Matuidi; Douglas Costa, Higuaín(Szcesny, min. 96) y Mandzukic.

Goles: 0-1, min. 2: Mandzukic; 0-2, min. 37: Mandzukic; 0-3, min. 61: Matuidi; 1-3, min. 97: Cristiano, de penalti.

Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Mostró cartulina amarilla a Pjanic (min. 17), Mandzukic (min. 27), Lichtsteiner (min. 35), Álex Sandro (min. 66), Matuidi (min. 73) y Benatia (min. 90) por parte del Juventus y a Carvajal (min. 22), Marcelo (min. 80) y Vallejo (min. 84) por parte del Real Madrid. Expulsó con roja directa a Buffon (min. 93)

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 60.000 espectadores.

 

Click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top