NBA

Barkley: “Zion no está gordo pero con ese peso no puede jugar en la NBA”

Deténgase todo el mundo; cuando Charles Barkley engrasa sus cuerdas vocales, el precio de alimentos de primera necesidad puede encarecerse sobremanera. El último tema con el que el orondo exjugador se ha animado ha sido (no parece casualidad) el peso de Zion Williamson, número 1 del pasado Draft y nuevo jugador de los New Orleans.

Williamson está ahora mismo en la frontera de los 129 kilogramos, un tope excesivo si nos fijamos en su altura (2,01 metros), pero no alarmante teniendo en cuenta su exuberante físico.

El ‘Gordo’ Barkley defendió que Zion ha de encontrar todavía su rango ideal de peso para poder triunfar en la NBA. En su etapa como jugador, con una talla muy similar, Barkley llegaba hasta los 115 kilos, bastante por detrás del ahora novato de 19 años. Y es que Williamson será uno de los organismos más voluminosos, con diferencia, de la próxima temporada en la liga.

Para hacernos una idea, Boban Marjanovic pesa muy poco más (132 kilos) siendo el techo de la competición y Tacko Fall (141, 2,31 de altura) no andan tan lejos de Zion, poco más de unos diez kilos.

“Yo estaba gordo y necesité perder peso. No sé cuál es el peso ideal de Zion para jugar en la NBA. Yo creía que 130 kilos era el mío cuando estaba en la universidad y tuve que perder 22 kilos para poder ser un Hall of Famer”, pudo alegar Barkley en el programa de ESPN, Get up.

El peso de Zion Williamson está más parejo con las grandes cumbres de la competición, pero también es cierto que su extremadamente físico modo de emplearse está muy relacionado con sus dimensiones. Explota sus fisonomía al máximo. Sin embargo, Barkley no sabe si eso tendrá sostenibilidad en el tiempo.

¿Mucha presión?

“Está como casi en 130 kilos. No puede jugar así en ese peso, es mucha presión para las rodillas. Es muy grande y fuerte, pero todo el mundo en la NBA es fuerte y grande”, añadía Barkley.

Aunque su lengua acostumbra a descargar una nada despreciable cantidad de sandeces, de tanto en cuanto Charles Barkley también acierta con sus valoraciones. En este caso, con Zion tiene parte de razón en que parece impensable que su cuerpo vaya a aguantar todos las embestidas de casi 130 kilos de peso en el cuerpo de un jugador con movimientos prácticamente ilimitados. Parece impensable, pero tal vez sea así porque nunca se ha visto nada por el estilo en los últimos tiempos.

Tendrán que embalsamar su cuerpo de cerca en los Pelicans, pues en proporciones tan desmesuradas, cualquier tara anaeróbica podría dañar toda la estructura. Seth Greenberg, experto en baloncesto NCAA, alegó antes de comenzar la Summer League 2019 que Zion Williamson estaba un poco pasado de peso y puede que tuviera razón. El ala-pívot solo disputó 9 minutos antes de lesionarse, y lo cierto es que New Orleans debe tener extremo cuidado y rigor para que su diamante no se raye al mínimo contratiempo.

Es una bestia, pero por eso mismo el control sobre su cuerpo debe ser de lo más meticuloso.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »