NFL

Rams y Tampa Bay despiden sus entrenadores

Steve Spagnuolo fue despedido como entrenador en jefe de los Rams de San Luis y Raheem Morris, de los Buccaneers de Tampa Bay, anunciaronayer los dos equipos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que acabaron la temporada regular con sendas derrotas y marcas perdedoras.
Además de despedir a Spagnuolo la franquicia de San Luis se deshizo del gerente general Billy Devaney, máximo responsable de la formación de la plantilla, que no resultó competitiva.
En tres temporadas bajo la dirección de Spagnuolo, los Rams ganaron diez partidos y perdieron 38.
Los Rams perdieron el domingo por 34-27 ante los 49ers de San Francisco 49ers y concluyeron la temporada con un registro de 2-14, empatados con los Colts de Indianápolis, como las peores de la NFL.
Para el partido frente a los 49ers, la asistencia de aficionados al Edward Jones Dome, de San Luis, fue de 55.990 aficionados, unos 9.000 por debajo de la capacidad del estadio.
Los Rams buscan nuevo entrenador en jefe y se cree que Spagnuolo interesa a otros equipos de la NFL como coordinador defensivo.
Los Buccaneers también anunciaron el despido de Morris, de 35 años, y a todos su equipo de colaboradores.
La derrota el domingo por paliza de 45-24 ante los Falcons de Atlanta fue la gota que colmó el vaso.
Los Buccaneers tuvieron 10 derrotas consecutivas, la racha negativa más larga en una temporada en la historia de la franquicia desde que perdió sus primeros 12 partidos en la temporada de 1977.
Como segundo equipo más joven de la NFL, los Bucs (4-12) no pudieron manejar de la manera adecuada el cierre patronal del año pasado en la liga, a diferencia de como hicieron los equipos más experimentados.
Los Buccaneers comenzaron la temporada con marca esperanzadora de 4-2, que incluyó una emocionante victoria 16-13 sobre los Falcons en la tercera semana de competición y para el mariscal de campo Josh Freeman fue la primera que conseguía ante el equipo de Atlanta.
Freeman completó el 62,8 por ciento de sus pases intentados este año, el más alto de su carrera, pero lanzó 22 envíos que fueron interceptados, un año después de sólo haber permitido seis interceptaciones de balón.
Cuando los Buccaneers tuvieron dificultades durante la primera temporada de Morris en el 2009, el equipo de Tampa Bay aún tenía una reputación de jugar duro, a pesar de un inicio de 1-12.
Después ganaron 16 de sus siguientes 25 partidos, y parecían listos para desafiar a los Saints de Nueva Orleans y Falcons por la supremacía en la División Sur de la Conferencia Nacional (NFC).
Sin embargo, todo se vino abajo después de vencer a los Saints por 26-20 el 16 de octubre pasado y su marca final fue de 4-12.
El domingo sufrieron su séptima derrota de la temporada por más de 16 puntos.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »