Destacado

Yanquis mejoran bastante en pitcheo abridor

Después de casi cada postemporada reciente que no resultó en una corona en el Bronx, los Yankees tenían el mismo problema: No había suficiente pitcheo, ni en cantidad ni en calidad.

Ahora los Mulos-sin gastar mega-millones, sino hacer lo que parecen ser adiciones astutas de dos abridores-han tomado cartas en el asunto para arreglar las cosas.

¿Es mucho pedirle al dominicano Michael Pineda y al japonés Hideki Kuroda al decir que representan la solución para Nueva York? Sí, pero son Yankees ahora, así que es lo que conlleva formar para de ese equipo. Pineda tiene un potencial maravilloso e indiscutible, mientras que Kuroda tiene un historial sólido.

Los Yankees tuvieron que cederle mucho talento a los Marineros-incluyendo al venezolano Jesús Montero-para adquirir a Pineda. Pero un lanzador del perfil de Pineda, a sus 22 años, con su repertorio y con una temporada completa de Grandes Ligas, no aparece mucho en el mercado. Kuroda, quien lleva efectividad de por vida de 3.45 en la Gran Carpa, le costó a Nueva York US$10 millones por un año. Tiene 37 años, es un contrato cuya duración y cuyo salario tienen sentido.

La campaña del 2011 presentó un panorama que fue demasiado conocido para los Yankees. Los Mulos tuvieron el mejor récord de la Liga Americana en la temporada regular, pero cayeron en la primera ronda de los playoffs ante los Tigres.

La fórmula no ha sido un secreto: Los Bombarderos del Bronx tienen suficiente pitcheo para acompañar a su gran ofensiva hasta que llega la postemporada. Pero en los playoffs, contra equipos con mejor pitcheo, cambia la ecuación y los Yankees se quedan en el camino. El equipo ha perdido cuatro Series Divisionales en los últimos siete años.

Con las adquisiciones de Pineda y Kuroda, los Yankees han agregado tanto calidad como cantidad a su rotación. Por lo menos en teoría, contarán con un superávit de pitcheo abridor. Podemos debatir sobre la calidad del grupo en el Bronx ante la competencia, pero es innegable la mejoría de los Mulos en la parte más esencial del juego.

Ahora mismo la rotación de los Yankees se proyecta como CC Sabathia, Pineda, Kuroda y el dominicano Iván Nova, quien ganó 16 juegos como novato en el 2011. Después de eso, el quinto puesto estaría entre el venezolano Freddy García, A.J. Burnett y Phil Hughes.

En realidad ese último trío no está mal para un quinto puesto. Hughes ganó 18 juegos en el 2010, pero el año pasado fue afectado por las lesiones. García tuvo 12-8 con efectividad de 3.62 la temporada pasada en 25 aperturas. Su recta ya es sólo un recuerdo, pero ahora lanza con suficiente inteligencia y comando como para triunfar.

Las adiciones de Pineda y Kuroda deben de ser alentadoras por sí mismas en el Universo Yankee, pero hay otro elemento positivo para los fans del equipo: una menor dependencia de Burnett en la rotación.

Los Yankees aún le deben US$33 millones al derecho en los próximos dos años. Burnett sí consiguió una victoria clave en el Juego 4 de la Serie Divisional vs. Detroit, y no ha desaparecido por completo su una vez dominante material. Pero ese promedio de carreras limpias de 5.15 en la campaña regular ya no le amerita un lugar automático en la rotación de Nueva York. Las adquisiciones de Pineda y Kuroda transmiten esa idea aun más claro.

Hasta hace menos de una semana, la «noticia» del invierno había sido la falta de actividad de los Yankees. Pero ahora con el cambio por Pineda y la firma de Kuroda, el equipo ha demostrado que puede mejorar su roster sin gastos exagerados.

Los Yankees no sólo mejoraron su rotación, sino que la transformaron. Con un abridor joven y extraordinariamente talentoso, más un veterano sólido, dicha rotación podría triunfar no sólo en abril, sino también en octubre.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »