NBA

La Asociación de Jugadores de la NBA y el comisionado trabajan en cambios al calendario para 2021

Se viene hablando desde hace varios años y parece que no hay vuelta atrás. La NBA podría cambiar de forma significativa de cara a su 75ª temporada (2021-22) si las conversaciones que se están llevando a cabo llegan a buen puerto.

ESPN ha informado hoy que la NBA mantiene conversaciones avanzadas con la NBPA (Asociación de Jugadores) y sus socios televisivos para implementar modificaciones de calado en el calendario de la NBA mediante cuatro apuestas principales: nuevo torneo a mitad de la temporada, reducción de la temporada regular, forma de acceso a los playoffs y reclasificación de los cuatro finalistas de conferencia.

La NBA es quien está haciendo fuerza para que estas propuestas, si la NBPA da su visto bueno, requisito imprescindible, se aprueben en la próxima Junta de Gobernadores que se celebrará en abril de 2020 y de este modo puedan implementarse en la campaña 2021-22. La Liga quiere dar un empuje a la competición para así buscar un mayor crecimiento en la audiencia televisiva ante la creciente fragmentación de la oferta de ocio existente en todo el mundo y esta apuesta encajaría en el relato de cara a la celebración de la histórica 75ª temporada de la competición.

Un detalle importante es que, según las fuentes del medio norteamericano, la NBPA podría estar por la labor de aceptar estos cambios pese a que en un principio reducirían los ingresos de los jugadores al disminuirse la temporada de 82 partido. La NBA asegura que esa pérdida se compensaría de forma total con la creación de un nuevo torneo que ayudaría al crecimiento a largo plazo. ESPN asegura que las negociaciones entre NBA y NBPA se está llevando a cabo al más alto nivel entre grupos dirigidos por Adam Silver, comisionado de la NBA, y Michelle Roberts, directora ejecutiva de la NBPA.

 La ‘copa NBA’

No es secreto que la NBA lleva años estudiando la creación de un torneo a mitad de temporada similares a las copas que se disputan en el fútbol y baloncesto europeos. Debido a las características del baloncesto y de la propia competición americana, la posible ‘copa NBA’ estaría formada por ocho equipos que se enfrentarían en cuartos de final, semifinales y final a partido único.

La clasificación para la ‘copa NBA’, accesible para los 30 equipos de la Liga, se conseguiría ganando ciertos partidos de temporada regular y accederían al torneo los seis ganadores de división —basándose en las marcas conseguidas como local y visitante durante la fase de grupos, según explica ESPN—. Los otros dos equipos clasificados serían los dos con mejor marca de victorias y derrotas que no hubiesen ganado la división.

La gran pega que podría encontrar la NBA con este torneo es que equipos, jugadores o entrenadores no se tomasen en serio la lucha por el triunfo por la falta de tradición, motivo por el que la Liga compensaría de alguna forma a entrenadores y jugadores que superasen rondas y ganasen partidos y la copa con el objetivo de que el torneo generase interés entre todas las partes implicadas, aficionados incluidos.

“Es mi trabajo ver cómo funcionan otras organizaciones deportivas. En el caso del fútbol europeo creo que hay cosas que podemos aprender de ello”, dijo Adam Silver a The New York Times el pasado mes de mayo respecto a esta idea. “Los tradicionalistas dicen que a nadie le importará el nuevo trofeo porque no es una tradición. Pero nuestro trabajo como organización es crear tradiciones”.

La fecha que se maneja para la celebración del torneo sería desde finales de noviembre a mediados de diciembre, una época decidida más bien por descarte de otras fechas. En un principio la NBA quería que se celebrase entre finales de enero y mediados de febrero, concluyendo con una final four en el All-Star Weekend, pero la NBPA no aceptó la propuesta porque esas fechas implicarían que el parón del All-Star se reduciría y muchos jugadores tendrían que cambiar un pequeño periodo de descanso para jugar en el nuevo torneo y el All-Star.

Los equipos tampoco recibieron con agrado la propuesta. En dicha franja del calendario, entre finales de enero y principios de febrero, se producen numerosos traspasos y despidos de jugadores debido al cierre de mercado de traspasos (alrededor del 10 de febrero en estos últimos años), lo cual podría desvirtuar la competición, una pésima idea si lo que se busca es crear un torneo con el que equipos y aficionados puedan involucrarse emocionalmente desde el primer momento.

Otras opciones barajadas como principios de enero o incluso marzo se descartaron por competir con los playoffs de la NFL en el primer caso y con el torneo del baloncesto universitario en el segundo.

Una posibilidad adicional, la de celebrar el torneo en Navidad, es una idea que nunca ha sido bien vista ni por la NBA ni por los operadores televisivos que emiten los partidos. Ambas partes desean que los encuentros de Navidad incluyan a los equipos de más alto nivel y las franquicias de mayor peso mediático, algo que con un torneo en el que los equipos participantes lo hicieran únicamente por sus méritos deportivos como se pretende con la NBA sería muy difícil de lograr.

Reducción de la regular season

La celebración de ese torneo a mitad de temporada conllevaría una reducción en la regular season, pasando de 82 partidos a un mínimo de 78 partidos. Esta reducción, escasa y lejos de la que algunos aficionados, directivos y jugadores desean, dejaría a los equipos disputando un mínimo de 78 partidos y un máximo de 83 en el caso de que uno o dos equipos disputasen la final de la ‘copa NBA’ y además necesitasen jugar dos partidos extra para clasificarse para playoffs.

Cambios en el acceso a playoffs

Y es en acceso a los playoffs donde también se plantean cambios novedosos. La idea es que los seis primeros equipos de cada conferencia se clasifiquen para los playoffs tal y como viene ocurriendo desde hace décadas, pero los puestos séptimo y octavo se dirimirían de diferente manera.

Cada conferencia celebraría dos mini torneos de cuatro equipos cada uno en el que el séptimo equipo de la conferencia jugaría un partido contra el octavo, encuentro que daría acceso a los playoffs al ganador del mismo. El perdedor tendría una nueva oportunidad de acceder a los playoffs al enfrentarse en un nuevo partido contra el ganador del partido entre el noveno y el décimo clasificado de cada conferencia.

Por poner un ejemplo respecto al curso pasado, en la Conferencia Oeste se hubiesen celebrado los los siguientes partidos:

Partido 1: Spurs (7º) contra Clippers (8º).
Partido 2: Kings (9º) contra Lakers (10º).
Partido 3: Perdedor del partido 1 contra ganador del partido 2.

Los ganadores del partido 1 y partido 3 serían los equipos que hubiesen accedido a los playoffs.

Estas modificaciones animarían mucho el final de la temporada regular en ambas conferencias. Es habitual que en la última fase de la regular season, llegado marzo, numerosos equipos opten por una estrategia de tanking si lo que buscan es mejorar en el draft o de minimizar riesgos si los playoffs son una opción muy lejana. Esto último es lo que hicieron los Lakers el pasado curso cuando decidieron dar descanso definitivo a LeBron James desde finales de marzo ante la dificultad de alcanzar los playoffs. Con la nueva posibilidad de que hasta el décimo equipo de cada conferencia acceda a las rondas por el título, las últimas semanas de la fase regular serían mucho más animadas.

Las Finales NBA podrían ser entre equipos de la misma conferencia

Por último, el cuarto gran cambio propuesto es que las finales de conferencia, las semifinales de la NBA, se organicen de diferente modo al tradicional. En lugar de que cada conferencia aportase a un campeón de conferencia a las Finales de la NBA, en finales de conferencia los equipos se enfrentarían de acuerdo a las marcas que cada uno de ellos hubiesen logrado a lo largo de la temporada regular, dejando a los dos mejores como cabezas de serie enfrentándose con los dos peores independientemente de que este resultado podría deparar que las Finales de la NBA se disputasen entre dos equipos de la misma conferencia.

Por poner ejemplos respecto a las dos anteriores temporadas, las finales de conferencia hubieran sido muy diferentes con este nuevo formato.

Campaña 2017-18:

Houston Rockets (65-17) – Cleveland Cavaliers (50-32)
Golden State Warriors (58-24) – Boston Celtics (55-27)

Campaña 2018-19:

Milwaukee Bucks (60-22) contra Portland Trail Blazers (53-29)
Toronto Raptors (58-22) contra Golden State Warriors (57-25)

Esta nueva posibilidad busca que cuando haya dos equipos por encima del resto a lo largo de una temporada, como sucedió en la campaña 2017-18 con Houston y Golden State, sea factible que ambos equipos disputen las Finales. En esa temporada Rockets y Warriors llegaron al séptimo partido de las finales del Oeste en una lucha de poder a poder, pero luego las Finales NBA resultaron mucho menos competidas ya que Golden State se impuso por 4-0 a Cleveland.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »