Baloncesto Colegial

James Wiseman ha abandonado la NCAA en decisión irrevocable luego de sanción

James Wiseman, jugador al que muchas quinielas sitúan como posible número 1 del próximo draft, ha abandonado la NCAA en decisión irrevocable, tal como pudo comunicar el jugador a través de su cuenta de Instagram.

Wiseman mantenía una larga y enquistada disputa con la competición universitaria desde hacía varias semanas. El pívot, de 18 años, había sido sancionado con 12 partidos sin jugar esta temporada después de que, oficialmente y en voz de la NCAA, se destapase que había recibido dinero en su proceso de reclutamiento por parte de la Universidad de Memphis. Versiones posteriores hicieron ver que esos 11.500 dólares que Wiseman recibió según la versión de la NCAA respondían a una ayuda de su entrenador en la Universidad de Memphis, Penny Hardaway (sí, el mismo que viste y calza), le había dado para lidiar con su cambio de residencia en 2017.

Además de los 12 partidos de sanción, Wiseman había sido condenado por la NCAA a devolver esos 11.500 dólares en forma de donación a una causa benéfica. Doblemente castigado.

De esa manera y tras la no resolución de la sanción de una forma favorable después de varios recursos, Wiseman habría informado a sus técnicos en Memphis que abandona su calidad de jugador de la NCAA. En lo venidero, Wiseman se centrará en poder adquirir un agente que le ayude a preparar sus posibilidades de cara al draft de la NBA, según recogió el periodista Shams Charania (The Athletic).

No es descartable tampoco que Wiseman termine acumulando minutos profesionales en alguna liga extranjera antes de poder presentarse al draft de la NBA.
Por qué tanto alboroto

Recordamos en este punto, a colación de la sanción impuesta al jugador, que la NCAA impide de manera categórica que sus jugadores perciban cantidades económicas en cualquier tipo de concepto. Ni salarios, contratos publicitarios, ayudas, sobresueldos… Nada de nada. En la práctica, esta normativa inflexible se ha venido incumpliendo de manera fluida en el pasado, como demostraron casos de pagos encubiertos que se han ido descubriendo con el paso de los años y las temporadas.

El caso de Wiseman era de lo más peliagudo pues el pago procedente de Hardaway se consideraba una influencia ilegal en la decisión de un jugador no universitario. Influencia económica, claro está, sobre Wiseman antes de decidirse por una universidad u otra. Cuando la NCAA se enteró de este incumplimiento prohibió el concurso del pívot en cualquier partido universitario en toda la temporada 2019-20. Era vetado para todo el curso. Después, un juzgado de Tennessee anuló dicha prohibición, por lo que Wiseman hasta pudo debutar en la temporada (y vaya estreno) con los colores de Memphis.

La Universidad de Memphis la que jugaba, que entrena el citado Hardaway, se acogía a la sentencia del juzgado de Tennessee; con Wiseman ya en las canchas y debutando, la NCAA amenazaba con consecuencias muy duras si no se cumplía su decisión de veto para toda la temporada.

Finalmente, el meollo se saldó con los citados 12 encuentros de sanción como sentencia final de todo el caso. Sin embargo, la resolución del embrollo ha terminado siendo la renuncia del jugador a su año universitario. Wiseman iba a poder volver a las pistas en el mes de enero pero al final, no hay triunfo ni para unos ni para otros; el joven proyecto abandona las aulas.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »