Destacado

Andre Drummond podría ser cambiado de los Detroit Pistons a Atlanta

Los Detroit Pistons plantean, por fin, romper con todo y reciclar su proyecto actual en la medida de lo posible. Prueba de ello es que la organización afincada en el estado de Michigan se encuentra negociando un traspaso con Atlanta por su pívot titular y estrella, Andre Drummond.

Pistons y Hawks habrían estado negociando en las últimas fechas un traspaso por el center, tal como pudo informar el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN). Parece que un movimiento entre ambas partes no es inminente pero sí que continúan las negociaciones por Drummond entre ambas franquicias, así como con otras entidades que no son los Hawks, pudo añadir Woj.

Vamos, que Detroit tiene muchas opciones de dar salida a Andre Drummond en las próximas fechas, antes del próximo 6 de febrero, fecha en la que se cumple el límite para los traspasos de esta temporada 2019-20.

Por lo que pudo saber Woj de voz de diferentes franquicias de la NBA, en la Liga existe la creencia de que los Pistons traspasarán a Drummond antes del deadline de este curso.

28 millones y una opción

Andre Drummond se encuentra en su última temporada con contrato garantizado antes de afrontar una opción de jugador pendiente por valor de 28,7 millones de dólares. Resulta improbable ahora mismo que Drummond fuera a aceptar dicha opción, dice Woj, por lo que, si esa predicción se cumpliese, entraría como agente libre al mercado del verano que viene. Entonces, los Pistons estarían intentando buscarle una salida inmediata dado que podrían haber decidido ya no apostar fuerte por la continuidad del pívot si entra en la agencia libre.

Antes de que se pueda ir gratis en el verano de 2020, van a explorar cualquier posibilidad de traspaso.

Detroit ya firmó un contrato máximo a Andre Drummond en el verano del 2016; cinco temporadas (la última opcional) a cambio de 127 millones de dólares. El tiempo ha servido para valorar aquella decidida apuesta como algo excesiva, pues Drummond no ha conseguido elevar las prestaciones del equipo y la franquicia a las cotas previstas cuando se firmó su cuantiosa vinculación. Los Pistons solo han alcanzado dos veces los playoffs desde el año 2009 (2016 y 2019), don Drummond como capitán general, y en ambas ocasiones cayeron en primera ronda sin tener nada que decir en las eliminatorias por el título (sendos 4-0).

Y no es que Andre Drummond esté cuajando un fiasco de temporada. Sus números le dan para estar anotando más que nunca en su carrera NBA (17,8) y para ser líder de rebotes, otra vez, de toda la Liga (15,6 de promedio). Sin embargo, esos guarismos no están sirviendo para levantar el rendimiento de unos Pistons que son undécimos en la Conferencia Este (12-22) y que deberían estar bastante más arriba en la clasificación.

Buenos números los de Drummond pero insuficientes para hacer ganar a su equipo; por eso en Detroit podrían haberse cansado.

Qué pasa con Griffin

De esa manera, podemos ya confirmar por parte de Woj el primer indicio de que los Detroit Pistons se han hartado. Se han cansado de no obtener los resultados que esperaban y de apostar por un proyecto que da síntomas de no querer seguir avanzando. Si deciden deshacer todo el tinglado, tampoco sería extraño que Blake Griffin saliera del equipo; el suyo, no obstante, es un caso más peliagudo pues todavía le restan dos temporadas de contrato (hasta 2022), además de la presente, por algo menos de 80 millones de dólares. Contrato muy difícil de colocar el suyo sin perder nada a cambio.

Si de veras van a apostar fuerte por una reconstrucción, hecho bastante factible si sale Drummond antes del 6 de febrero, tienen mucho trabajo en Detroit. Es así porque la recuperación de buenos assets será un largo camino por el desierto y plagado de derrotas. Como el que llevan recorriendo en los últimos años, vamos, pero sin ninguna estrella ni contratos millonarios al frente. Eso sería lo ideal.

Espacio en Atlanta

Por parte de los Atlanta Hawks, de cara a la temporada que viene liberarán una gran cantidad de dinero en salarios (Chandler Parsons, 25 millones, Evan Turner, 18,6 o Allen Crabbe, 18,5) y por ello poseen hueco para acoger grandes contratos en este momento.

De hecho, esos jugadores con contratos hinchados próximos a caducar (expiring) son la llave de un hipotético traspaso por Andre Drummond. Para conseguirlo, Atlanta tendría que incluir a uno de esos jugadores con salarios desmedidos y además sacrificar algún activo de futuro que sedujese a su interlocutor; ya fueran jugadores o rondas. Dicho sea de paso, los Hawks poseen dos primeras rondas del draft 2020: la suya propia (una joya dadas las circunstancias) y la de Brooklyn si esta cae entre los puestos 15 y 30, que tiene pinta de que sí que será así a final de temporada.

La realidad deportiva de los Hawks tampoco está para tirar cohetes dado que son el peor equipo de la NBA (7-27) en estos momentos. No se esperaba que estuviesen arriba esta temporada, pero tampoco que estuvieran perdiendo un día detrás de otro. Buscan, pues, mejorar a marchas forzadas y esa primera ronda propia del draft puede valer su peso en oro antes de la celebración de la lotería.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »