Golf

Un club de Golf en pánico porque un hombre en cuarentena por Coronavirus fue al sauna

En Uruguay, un hombre que tenía indicaciones médicas de realizar cuarentena desde el viernes de la semana pasada, porque había estado en contacto con una persona contagiada de coronavirus, asistió a un exclusivo club del que es socio «e hizo uso del sauna», denunciaron integrantes de la institución. Al día siguiente, a pesar de que el exclusivo Club de Golf de Uruguay lo había suspendido por 14 días, el hombre volvió a ingresar.

El socio es familiar de la diseñadora uruguaya que asistió a un casamiento multitudinario en Carrasco horas después de haber llegado de Milán sin saber que estaba infectada por Covid-19. La situación, que alcanzó estado público más allá de Uruguay, comenzó a generar una revuelta dentro del mismo Club de Golf, algunos de cuyos socios pidieron -según pudo constatar este diario- «una sanción ejemplarizante» porque «no es momento de tolerar conductas que amenacen la salud de muchos por la irresponsabilidad y la soberbia de unos pocos».

«Decidió ir al sauna como medida preventiva»

El primer episodio se registró el viernes 13. Ese mismo día, por órdenes médicas, Oscar B., debía comenzar a cumplir cuarentena, porque, señalaron socios del Club «habría estado en contacto con una persona sospechosa de estar infectada». Sin embargo, ese día «ingresó a las instalaciones del club e hizo uso del sauna».

Según explicaron los socios que pidieron sanciones, otro miembro del Club «que estaba en el vestuario habría escuchado una conversación telefónica en la que el médico del señor B. le preguntaba por qué no estaba recluido en su casa, a lo que este contestó que había decidido ir al sauna como medida preventiva, sin importarle en lo más mínimo el potencial riesgo que podría representar para otros socios en caso de estar infectado».

Ese día, el Club sancionó a Oscar B. con 14 días de suspensión. «Sin embargo, en una muestra del más absoluto desprecio por las autoridades del Club y por el resto de los socios, volvió a ingresar a las instalaciones el sábado 14».

En la carta de repudio, los socios advirtieron que «no hay adjetivos para calificar semejante conducta carente de la más mínima solidaridad y consideración con el resto de las personas».

«Es de público conocimiento que una grave pandemia se ha abatido sobre el Uruguay y requiere de la solidaridad de todos los ciudadanos», escribieron. «Esa solidaridad se expresa cuidando a nuestro prójimo y cumpliendo con una autoreclusión en caso de haber estado en contacto con alguna persona sospechosa de portar el virus», recordaron.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »