Baloncesto Colegial

Lusia Harris, la única mujer elegida en el draft de la NBA

Una de las elecciones en el draft de 1977 de los por aquel entonces New Orleans Jazz fue histórica. En la séptima ronda (puesto 137), dicha franquicia eligió a Lusia Harris. Es decir, una mujer seleccionada para llegar a la NBA y jugar contra hombres.

¿Quién era Lusia Harris?

Un hito que finalmente no se produjo pero que habla del nivel que tuvo en su día una interior nacida en Minter City, (Mississippi) con genética de basket: tenía a siete de sus 11 hermanos jugadores, por lo que querer jugar al baloncesto le fue relativamente fácil. Lo hizo en su etapa formativa hasta llegar a la Delta State University, con quién ganó tres títulos estatales, promediando 28,3 puntos y 18,6 rebotes en las finales dominando con su 1,91 metros de altura.

Un rendimiento que le valió, en una época en la que aún no había deporte profesional femenino, para atraer los ojos de la mejor liga del mundo masculina. Por aquel entonces, Lusia Harris ya había ganado también una medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1975 en México, y una de plata en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 con Estados Unidos.

Eso sí, todo se quedó en una bonita anécdota. Justo cuando fue drafteada, Lusia Harris estaba embarazada. Desde entonces, entrenó en Texas Southern University para ser profesora, más tarde, en su Mississippi natal.

Otras mujeres que estuvieron cerca de la NBA

El caso de Lusia Harris no fue el de la primera mujer drafteada en la historia de la NBA. En 1969, los San Francisco Warriors seleccionaron en el número 13 a Denise Long, que ese mismo año había metido 111 puntos en un partido jugando en el High School de Union-Whitten. La de Iowa quiso dar el salto al profesionalismo sin pasar por la universidad, y eso le pasó factura.

El comisionado NBA de aquella época, Walter Kennedy, invalidó el fichaje al no permitir en ese momento la liga que los jugadores saltaran a la competición directamente desde el instituto.

El otro acontecimiento que te contamos es el de Ann Meyers, posiblemente la que más cerca de las tres estuvo en debutar en la liga. Fue a finales de los setenta, tras salirse con UCLA (en febrero del 78 firmó el primer cuádruple doble de la historia de la NCAA con 20 puntos, 14 rebotes, 10 asistencias y 10 robos).

Al año siguiente, firmó un contrato de 50.000 dólares con los Indiana Pacers y llegó a ser una más del equipo entrenando tres días, aunque finalmente no entró en el roster final. Posteriormente, en 1993, fue seleccionada para entrar al Hall of Fame.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »