Destacado

Nuevo coach de pitcheo Licey se contacta con lanzadores

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-A escasas semanas de su nombramiento como coach de pitcheo de los Tigres del Licey, Jairo Cuevas ya contactó una veintena de lanzadores de los que vieron acción la temporada última, con la intención de crear un vínculo personal para cuando se encuentren a preparar el torneo béisbol invernal 2020-2021, los ajustes puedan hacerse más fácil y rápido.

El exlanzador de ocho años en ligas menores y otros tantos como entrenador, a quien el gerente general de los Tigres, Junior Noboa, proyecta para alcanzar las Grandes Ligas en su actual función, aseguró en nota de prensa que se ha comunicado con unos 20 a 23 de los muchachos del Licey, no para hablar del rol de cada quien en la campaña “Don José Manuel Fernández In Memoriam, señalada para arrancar el 30 de octubre.

“Las conversaciones que he tenido con los muchachos es más a nivel personal: (para saber) cómo están pasando la crisis que hay en el mundo (por el coronavirus), conociendo quién tiene su familia, quién es casado, los hijos, qué están haciendo, dónde viven, quienes son”, reveló el técnico de 36 años, quien afirmó que trata de ser “un coach híbrido” que hace un balance entre su experiencia personal como lanzador y las tecnologías que se utilizan en béisbol.

Explicó que su propósito en entablar comunicación de inicio con los lanzadores del conjunto que intervinieron en el campeonato precedente, “es presentándome para que me conozcan, poniéndome a la disposición de ellos, creando ese enlace, esa confianza, para que cuando nos juntemos en septiembre podamos tener un trabajo un poquito más sincronizado” y que las preguntas que han de llegar en base a pelota, “sean un poquito más fáciles y se puedan hacer los ajustes más rápido”.

“Pienso que un coach puede tener la mejor información del mundo y si no tiene una relación personal, una relación de confianza con ese pelotero, la información tuya no llega; la verdad, no vale la pena saber nada”, argumentó Cuevas durante una entrevista la noche del jueves 18 de junio para la televisión y las redes sociales de los Tigres del Licey, con la participación de Noboa y la de su asistente en operaciones de béisbol Carlos José Lugo; conducida por el director de comunicación Ildefonso Ureña.

Cuevas se declaró muy orgulloso de pertenecer al glorioso Licey y adujo que va a dar el 100 por ciento para que el equipo pueda ganar la anhelada corona número 23, además de que es su deseo permanecer mucho tiempo con el conjunto azul, aunque el gerente general aspira a tenerlo por par de años, antes de que –como entiende- se convierta en un coach de Grandes Ligas.

En cuanto al gran talento con que cuenta el Licey y que entiende hizo “tremendo trabajo” la temporada pasada, Cuevas indicó que se puso a estudiar las estadísticas y vio en algunos lanzadores “pequeños deterioros” durante el round robin y serie final, respecto al desempeño de la vuelta regular. Acotó que su rol ahora es investigar qué pasó, si fue por falta de descanso u otras razones para tratar de que todos mantengan el mismo ritmo en la próxima contienda.

Jairo, quien tendrá su primer trabajo como técnico en la liga invernal, dio muestras del amplio conocimiento que posee de las tecnológicas disponibles para ayudar a los lanzadores a hacer los ajustes en las diferentes facetas y saber si se pueden aplicar o no en el terreno, el bullpen, el gimnasio o con el trainer.

“Considero que la tecnología es una herramienta que te ayuda a llevar a ese pitcher a su versión óptima de manera rápida”, expresó. Y tras detallar aspectos que evalúan, que antes tardaban de una a tres semanas para ver el resultado de un pitcheo, por ejemplo, con la tecnología actual basta con una repetición en el bullpen para ver o determinar si funcionó.

Jairo Cuevas tiene bien claro la diferencia en el manejo de los lanzadores en la pelota invernal, que siempre hay que buscar la victoria; con respecto a las ligas menores bajas de Estados Unidos, donde se aplican los criterios de cada organización, así como el aspecto individual de cada pitcher, pero priorizando el aprendizaje y la búsqueda de experiencia en situaciones engorrosas, con mira a su futuro en las Grandes Ligas.

Apuntó que en los niveles Doble A y Triple A es donde comienzan a inculcar a los lanzadores la filosofía de ganar cada partido y es cuando el béisbol estadounidense se asemeja a la pelota invernal en cuanto al manejo del pitcheo.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »