Nacionales

¿Quién ganó el cambio?

La Liga Dominicana de Béisbol (Lidom) ha vivido una de las temporadas muertas más interesantes de los últimos años. Los nombres involucrados en los cambios así lo confirman, Juan Francisco, líder histórico de jonrones y Wander Franco, prospecto #1 de la Major League Baseball (MLB) en un período de un mes, fueron movidos de sus equipos. ¡Oh sorpresa!

En el caso que nos ocupa, los Gigantes del Cibao y Leones del Escogido protagonizaron una mega transacción, en la que 8 peloteros cambiaron de equipo. Los Leones recibieron al prospecto y futura estrella del juego Wander Franco; Roberto Caro, Diego Cordero y Rhiner Cruz, por su lado, los Gigantes adquirieron al también prospecto de MLB, Onil Cruz, acompañado José Cisnero, Carlos Pimentel y Randy César.

La Liga Dominicana está llena de incertidumbre y, proyectar el desenlace de un cambio a largo plazo es la peor decisión que se puede tomar, es por esta razón que vamos a dividir el cambio en 3 etapas, inmediato, mediano y largo plazo, asignando a cada una de ellas el valor que creemos justo. Wander Franco y Onil Cruz son, sin dudas, los peloteros de más importancia envueltos en este intercambio, ambos super talentosos, con oportunidades reales de asaltar a Grandes Ligas en los años porvenir para jugar un rol protagonico en sus respectivos equipos.

Pero ya va… ¿no se supone que un jugador con altas expectativas para la MLB es una mala idea para las Ligas Invernales?

Si y no.

Si, porque cuando adquieres un jugador élite, de entrada sabes que su participación en invierno está limitada a sus primeros años de carrera, donde, por una cuestión de edad, por vía de consecuencia falta de madurez, no podrá darte lo que supone su talento. Vladimir Guerrero Jr. es un ejemplo de eso.

No, porque dependiendo el contexto y el jugador, un prospecto con la etiqueta de no fallar puede ser el la diferencia entre un equipo bueno y uno extraordinario. Ganar lo es todo y no hay problemas si es solo por un año. Fernando Tatis Jr es la prueba más fehaciente de esto.

En Lidom se planifica para los años siguientes mientras estás en medio de una temporada en la que intentas ganar, de manera que, la reconstrucción se hace al mismo momento que cuentas con un equipo capaz de conseguir el título, hacer lo contrario supone tu final como gerente general.

¿Quién ganará el cambio en lo inmediato?

Cada quien ejecuta movimientos en razón de lo que necesita, José Gómez, gerente del equipo Escarlata ha de tener el visto bueno para que Wander Franco participe en la temporada 2020-2021. La participación de este último pone al Escogido en una excelente posición, estamos hablando de un jugador con las aptitudes necesarias para cambiar la cara de un conjunto.

Los Gigantes tienen en Onil Cruz un pelotero muy interesante, capaz de hacerlo con todo bien, cuenta poder de extrabases, velocidad y hace contacto. Ademas, tenemos la certeza de que será un jugador de más de una campaña en Lidom.

¿Qué rol jugarán los 6 jugadores restantes?

En un béisbol de nuestra característica, es una tarea extraordinaria proyectar la importancia de cada jugador, no por su talento, sino por la volatilidad de la participación de los mismos. Pero en el caso del equipo del Jaya, Carlos Pimentel y José Cisnero deben rendir frutos inmediatamente, el primero como un swingman y en el caso de Cisnero como un hombre clave del bullpen en los momentos críticos del juego, acompañado de Randy César, quien está llamado a brindar profundidad al combinado de San Francisco.

Diego Cordero y Rhiner Cruz deben ayudar en la venidera campaña, el primero es un abridor zurdo de liga menor, lanzador de contacto y buen control, perfecto para el Estadio Quisqueya, por otro lado está Cruz, un veterano relevista, siempre importante en nuestra liga, donde nunca está demás tener brazos sin restricciones ni ataduras con organizaciones de MLB y Asia. Además, cuentan con Roberto Caro, un outfield de vasta experiencia en circuitos minoritarios, mismo que llevará velocidad y profundidad a los Leones.

El escenario que tenemos es el siguiente:

Ambas organizaciones apuestan a lo mismo, impacto inmediato y al mediano plazo, la parte interesante de esto es que, Onil Cruz está menos avanzado en su camino a Grandes Ligas, por lo que se espera que sea un jugador de varios años con los Gigantes, en tanto que Wander Franco, si bien es cierto que te puede ayudar a ganar este mismo año, no es posible proyectarlo más allá, pues, su condición de prospecto #1 aunado a las expectativas que hay a su alrededor, no permiten pesar más allá del 2020.

Está a consideración de ustedes elegir el pool de jugadores que prefieren; ¿se quedan con 1 o 2 años de Wander Franco, más Diego Cordero y los veteranos Roberto Caro y Rhiner Cruz, o prefieren 2 – 4 años de Onil Cruz, además José Cisnero, Randy César y el experimentado Carlos Pimentel?

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »