NBA

Knicks se ganaron el respeto de la NBA y ya no son la burla de la liga

Antes de iniciar la temporada 2020-2021 de la NBA eran muy pocos los que tenían a los New York Knicks como un equipo con aspiraciones de clasificar a los playoffs en la Conferencia Este.

Todos aquellos que estaban escépticos en relación a que los de la «Gran Manzana» podían disputar un cupo a la postemporada tenían argumentos de peso. Y es que después de todo estábamos hablando de un equipo que no pasa de la temporada regular desde el 2013 y que se ha caracterizado por tomar malas decisiones en la agencia libre y en materias de contrato por mucho tiempo.

Las cosas empezaron a cambiar con la llegada del entrenador, Tom Thibodeau, quien es un coach muy respetado en la liga y quien es conocido por su exigente disciplina en el costado defensivo. Thibodeau en ocasiones ha priorizado el esfuerzo sobre el talento, por lo cual si brindas toda tu energía en cada partido, vas a tener un lugar en su rotación de cada jornada.

El coach de 63 años tiene marca en su carrera de 352 ganados y 246 perdidos y ahora con los Knicks está logrando sacar del abismo a la franquicia, consiguiendo que vuelvan a estar en los primeros planos del mejor baloncesto del mundo. De hecho acaban de perder una racha de nueve victorias consecutivas a manos de los complicados Phoenix Suns, la segunda más larga de la franquicia en los últimos 25 torneos.

Por supuesto no podemos dejar de mencionar a, Julius Randle, quien pasó de ser un jugador cuestionado por su contrato a uno de los mejores elementos de la Conferencia Este. El líder ofensivo de los Knicks promedia 23.9 puntos, 10.4 rebotes y 6 asistencias por juego. Ahora nadie se atreve a cuestionar el acuerdo de tres años y 63 millones de dólares que le dieron los Knicks en junio del 2019 y de hecho, por irónico que parezca, esa cantidad ahora luce como un precio inferior a su nivel.

Otro aspecto clave es la evolución de R.J. Barrett, la tercera selección del draft 2019. El canadiense fue un jugador que en sus inicios tuvo muchos problemas de eficiencia, pero en este 2020-2021 con promedios de 17.5 puntos y 5.7 rebotes por juego, con un 44% de cancha y 38% en triples se ha convertido en una ayuda importante para Randle.

Veteranos como Derrick Rose, Taj Gibson y Nerlens Noel han ayudado a darle profundidad a la segunda unidad y también han impuesto respeto y cultura ganadora en un vestuario que lo necesitaba a gritos.

Los Knicks todavía deben sortear un duro calendario en la parte final de la campaña para asegurar su cupo en los playoffs, pero pase lo que pase en estos últimos 10 partidos que les quedan, el equipo nuevamente es visto con respeto y no como un circo que año tras año hacía locuras en el Madison Square Garden.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »