Tennis

Federer avanzó a la segunda ronda del torneo, mientras que Serena Williams se despidió

Este martes se llevó a cabo en suelo inglés el segundo día del tercer Grand Slam del año en el mundo del tenis. Serena Williams, que buscaba hacer historia, acabó abandonando el martes en la primera ronda de Wimbledon, donde Roger Federer sobrevivió a un buen susto gracias a la lesión de su oponente. Finalmente, la española Carla Suárez, recientemente recuperada de un cáncer, se despidió emocionada.

Williams afuera

En el último partido en una pista central cubierta debido a la lluvia, Williams, siete veces campeona de Wimbledon, se enfrentaba a bielorrusa Aliaksandra Sasnovich. Era el primer paso en su intención de levantar de nuevo el trofeo e igual el récord de 24 Grand Slams individuales de la legendaria tenista australiana Margaret Court, agrandando su leyenda.

Pero la estadounidense de 39 años, que nunca hasta ahora había perdido en primera ronda en Londres, resbaló cuando iba ganando 3-1 en el primer set y tuvo que ser examinada del tobillo izquierdo. Regresó tras recibir atención médica, pero acabó tirando la toalla con 3-3 y se marchó cojeando y entre lágrimas.

“He tenido que abandonar con el corazón roto hoy (martes) después de lesionarme en la pierna derecha”, indicó la tenista en su primera reacción en las redes sociales. “Mi amor y mi gratitud van para los fans y para el equipo que hacen que estar en la Central Court sea tan especial. Sentir el calor y el apoyo extraordinario del público hoy cuando entré en la pista y cuando salí me han emocionado”, añadió.

Federer solo respiró tranquilo cuando su oponente, el francés Adrian Mannarino, abandonó también por lesión con 6-4, 6-7 (3/7), 3-6 y 4-1 en el marcador. El suizo, octava raqueta del mundo a sus casi 40 años, afirmó no querer imponerse así y deseó “una rápida recuperación” al francés, del que dijo que “podría haber ganado el partido porque jugó mejor”.

A Federer le costó quebrarle el servicio en el primer set, algo que solo logró al final desplegando un espectacular arsenal de golpes. Pero siguió sin encontrar soluciones contra la agresividad de Mannarino en la segunda manga, perdió estrepitosamente el tie break y concedió rápidamente el tercer set.

El suizo parece que le está costando alcanzar su mejor nivel tras haberse sometido a dos operaciones en la rodilla derecha en 2020 y no había encontrado su habitual genialidad hasta la cuarta manga cuando su oponente cayó al suelo lesionado.

Entre otros resultados en la pista central había sido poco antes escenario de otro dramático duelo entre la australiana Ashleigh Barty, número uno del mundo, y Suárez, que volvió este mes a la competición tras someterse a quimioterapia contra un linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta al sistema inmunológico.

Jaleada y animada por un público que aplaudió cada uno de sus puntos, Suárez, de 32 años, luchó como una leona, pero Barty, agresiva y potente, especialmente con su su saque, acabó imponiéndose por 6-1, 6-7 (1/7) y 6-1.

Suárez comenzó el encuentro con dificultades para alargar sus golpes y meter sus primeros saques, perdiendo la primera manga.

Pero la segunda vio brillar a la canaria, que empezó a defender mejor aunque entregó un punto de servicio. Logró sin embargo una rotura para ponerse 5-5 y acabó imponiéndose de forma impresionante en el tie break.

Barty tomó sin embargo el control en el tercer set y no dejó posibilidades a la española, que fue despedida del césped londinense con una inmensa ovación ante la mirada de su madre, presente en las gradas.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »