MLB

Boston vence a Tampa y toma el comando de la Serie 2-1

BOSTON — Enrique “Kike” Hernández ha jugado en 62 partidos de postemporada de por vida, gracias en gran parte a sus tantos años con los Dodgers, equipo con el que jugó en tres Series Mundiales y ganó un anillo en el 2020.

Ahora, en su primera campaña con los Medias Rojas, el jardinero/infielder puertorriqueño ha brindado ese pedigrí ganador a un equipo de Boston que ya eliminó a los Yankees en el Juego del Comodín y se encuentra a ley de un triunfo para sepultar a los poderosos Rays en la Serie Divisional de la Liga Americana.

“No es nuevo en este escenario”, dijo acerca de Hernández el manager de los Patirrojos, el boricua Alex Cora, quien conoce a Kike desde que éste jugueteaba en los terrenos de la liga invernal de Puerto Rico cuando el dirigente era jugador activo en la Isla del Encanto. “Es una de las cosas que ha hecho en su carrera.

“No hay un momento grande para él. Se goza esto y ha hecho un trabajo excelente”.

Lo mejor de Hernández en octubre parece haberse guardado para el 2021. El veterano sí conectó tres cuadrangulares en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Cachorros para propulsar a los Dodgers al Clásico de Otoño del 2017. Pero lo que ha hecho en los primeros cuatro choques de esta postemporada es algo con pocos precedentes.

El domingo, Hernández puso una nueva marca de los Patirrojos en playoffs/Serie Mundial con siete hits consecutivos, a la vez que se acercó a otros récords generales de postemporada. Contra los Rays en esta serie, batea de 16-8 (.500) con tres dobles, dos bambinazos, cuatro anotadas y cinco empujadas. Con cinco extrabases, ha empatado la marca de la mayor cantidad del equipo de Boston en una serie de postemporada, también en manos del Salón de la Fama Carl Yastrzemski (Serie Mundial de 1967), John Valentin (SDLA de 1999) y Kevin Youkilis (SCLA del 2007 y SCLA del 2008).

“Contento, porque estoy haciendo algo para ganar”, dijo Hernández. “Hay que aprovechar el momento”.

No todo ha sido color de rosa para Hernández en el 2021. En agosto, fue parte del grupo de 13 jugadores de los Medias Rojas que dieron positivo por COVID-19 en un período de tres semanas. Y tras su regreso, bateó apenas .213/.294/.371 en septiembre. Pero ya bajo las luces de octubre, Hernández ha vuelto a poner su chispa.

“La temporada entera ha sido una lucha, para ser honesto”, dijo Hernández. “Hemos lidiado con mucho. Pero vamos a batallar sin descanso. Vamos a hacer lo que sea necesario para ganar un juego”.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »