Destacado

Ortiz se recupera rápidamente de su molestia

FORT MYERS.  En la base primaveral de los Medias Rojas de Boston hay un gigante inquieto, una fiera encerrada, esperando ser liberada y salir a hacer lo que en cada spring training acostumbra: robarse el show, ser el centro de atención y el alma que pone el sabor y llena la atmósfera de alegría, de relajo. 

David Ortiz es ese gigante, esa fiera atada que va de un lado a otro en el clubhouse de los patirrojos, en el complejo que utilizan para sus entrenamientos de pretemporada, el JetBlue Park, en Fort Myers, Florida.

El dominicano está alejado de las actividades regulares que realizan sus compañeros, debido al proceso de rehabilitación que lleva en marcha, para fortalecer su lastimado talón de Aquiles derecho.

Sin embargo, cada día se acerca más a su total recuperación, con la que tendrá luz verde para comenzar a jugar en la pretemporada y para llevar su alegría , y sus batazos, a los terrenos.

«La cosa ha estado marchando bien, pero no he llegado todavía al punto donde quiero estar, pero estamos camino a eso. No te sé decir con exactitud cuánto tiempo me tomará volver a jugar, ni cuándo estaré al cien por ciento, porque las lesiones son las que le van decidiendo a uno, depende de cómo vayan mejorando. Pero estamos en el proceso de llegar a ese cien por ciento, ya que hemos visto un mejoramiento casi todos los días», dijo Ortiz, luego de terminar su rutina.

El martes el temible bateador designado de los Medias Rojas comenzó a probar la resistencia de su talón corriendo las almohadillas, ya uno de los pasos finales en su proceso de rehabilitación que comenzó con terapias y siguió con ejercicios de agilidad.

«Hoy — el martes — corrí las bases. Me sentí bien, pero no las corrí en velocidad máxima. Esto es un proceso para ir viendo cómo me voy sintiendo cómodo y dependiendo de eso ellos (los trainers) van acelerando el proceso hasta que lo maximice y todo salga bien», explicó.

 

David Ortiz 27/02

El toletero dominicano David Ortiz habló con Billy Russo sobre su recuperación de su lesión en el talón, y de la perspectiva de los Medias Rojas para el 2013 (27 de febrero)

Más Podcasts »

Ortiz va a su temporada 17 en Grandes Ligas y a su número 11 con los Medias Rojas, con los que tiene dos anillos de campeón. Él, además, es el único latino, de los que integraron los equipos que se titularon en el 2004 y el 2007, que queda activo en la organización.

 

Aunque aún ni siquiera hay una fecha tentativa para el regreso del dominicano, éste cree que todavía queda tiempo suficiente para ponerse en forma y comenzar la temporada con el equipo grande.

En ese sentido ya incluso hasta está tomando prácticas de bateo, para ir tomando su ritmo y su timing en el home plate. Hay que recordar que no juega desde mediados de julio de 2012.

«No me molesta para batear. Gracias a Dios a lo que el batear se refiere no tengo ningún problemas. Sí creo que voy a estar listo para el inicio de la temporada, eso si las cosas siguen marchando como hasta ahora. Pero hay que recordar que las lesiones llevan su tiempo, tienen su reacción a lo que uno le está añadiendo, a lo que uno está haciendo. Pero si seguimos como vamos, creo que voy a estar ready para cuando comience la temporada», dijo Ortiz, quien tiene sus bates engrasados y listos.

El dominicano no oculta su malestar por no estar haciendo las rutinas de trabajo que había acostumbrado a hacer durante esta época del año en los entrenamientos.

«Este spring training ha sido un poco frustrante para mí, porque casi siempre en los entrenamientos estoy ready to go en una semana. Este es el primero que estoy en esa situación. Pero uno siempre tiene que verle lo positivo, porque este es nuestro trabajo y es lo que nos prepara para la temporada», comentó.

Entre los aspectos positivos que Ortiz le ha podido sacar a su inactividad está el hecho de que tiene más tiempo para llevar adelante su rol de tutor e instruir a los peloteros jóvenes, como sucede en estos momentos con Mauro Gómez y Pedro Ciriaco.

«Sabes que yo soy de los jugadores que no me tranco nada más a enfocarme en mi juego. Creo que el juego de beisbol es una carrera muy bonita y para algo Dios le da la experiencia a uno, no es para que te quedes con la experiencia sino para que se la expreses a los demás jugadores jóvenes que vienen, por eso me gusta ayudar siempre a los muchachos», expresó Ortiz, quien no solo aconsejas a los peloteros de su equipo.

En el invierno, el slugger estuvo trabajando en su natal dominicana, con su compatriota Juan Francisco, quien está peleando por ser el antesalista titular de los Bravos de Atlanta en esta temporada.

Pese a la lesión y a su situación, Ortiz está contento por el nuevo ambiente que reina dentro de los Medias Rojas, luego del cambio del cuerpo técnico del equipo.

«Tenemos mucha gente nueva, nuevo coaching staff y el ambiente no se ve tan tupido como el año pasado. Ya tu ves a todo el mundo relajado y es algo totalmente diferente. La temporada dirá qué clase de equipo seremos, porque en papeles todo el mundo se ve bien, pero creo que nosotros vamos a estar bien», dijo.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »