Destacado

Vientos negativos en la NFL

Como se habia especulado desde hace algunas semanas, habia algo mas en el caso del corredor ex de los Baltimore Ravens Ray Rice, ya ha salido a la luz publica el hecho de que tanto el comicionado como los propios Ravens habrian ocultado informacion para protejer al jugador.

Se visualiza una situacion critica en este punto, ya que se queda en entre dicho tanto la reputacion del comicionado Roger Goodell y de la propia franquicia.

El escándalo de siete meses que amenaza el futuro de Roger Goodell con la peor crisis de un comicionado de esta liga en 95 años.

Apenas unas horas después que el corredor Ray Rice dejara inconsciente a su entonces novia con un golpe de su mano izquierda en el Revel Hotel Casino en Atlantic City, New Jersey, el director de seguridad de los Baltimore Ravens, Darren Sanders, se puso en contacto con un oficial de policía de Atlantic City. Mientras veía el video de vigilancia –la toma dentro del elevador en el que Rice golpea a su prometida– el oficial, quien le dijo a Sanders que era un aficionado a los Ravens, describió en detalle a Sanders lo que estaba viendo.

«Outside the Lines» entrevistó a más de 20 fuentes en los últimos 11 días –oficiales del equipo, oficiales y ex oficiales de la liga, representantes de la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés), asesores y amigos de Rice– y descubrió un patrón de desinformación y desorientación empleado por los Ravens y la NFL desde esa noche de febrero.

Por su parte, la NFL –que en otros casos de disciplina a jugadores ha podido obtener información que había sido restringida por órdenes de la corte– asumió una postura inusualmente pasiva cuando se trató de reunir evidencia, exponiéndose a las críticas generalizadas, acusaciones de una postura inconsistente en el castigo del jugador y dudas sobre si Goodell le dio a Rice –el rostro de la franquicia de los Ravens– un leve castigo como favor a su buen amigo Bisciotti. Cuatro fuentes dijeron que los ejecutivos de los Ravens, incluyendo a Bisciotti, Cass y Newsome, instaron a Goodell y otros ejecutivos de la liga a darle a Rice una suspensión de no más de dos partidos, y eso es lo que hizo Goodell el 24 de julio.

La mayoría de las fuentes hablaron con «Outside the Lines» con la condición del anonimato, citando la recién lanzada y autodenominada investigación independiente de la NFL por parte de Robert S. Mueller III, ex director del FBI, que está siendo supervisado por John Mara, el propietario de los New York Giants, y Art Rooney II, co propietario de los Pittsburgh Steelers.

Mara y Rooney son amigos muy cercanos de Goodell. Las entrevistas, vistas en conjunto, pintan un cuadro de una liga y una franquicia cuyas acciones –e inacción– combinadas para ocultar –o ignorar– la violencia gráfica de la agresión de Rice. Cuando las pruebas surgieron, la NFL y los Ravens rápidamente cambiaron su postura y simultáneamente intentaron poner la culpa sobre Rice y su supuesta falta de veracidad con Goodell acerca de lo que había sucedido dentro del elevador.

Fuentes de la liga han dicho a la prensa que Goodell está trabajando día y noche para lidiar con las consecuencias del caso por maltrato infantil de Adrian Peterson y otras crisis de violencia doméstica que se han vuelto públicas desde que creció el escándalo de Rice. Señalan que el comisionado está comprometido en aplicar iniciativas contra la violencia doméstica que tendrán un gran impacto más allá de la liga.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »