Destacado

Barcelona sigue esperando lo mejor de Neymar

«Desde que se marchó con ese permiso a Brasil su rendimiento ha bajado mucho». La frase, lanzada por un tertuliano en la radio, descubre una realidad, quizá menos alarmante pero cierta en Neymar.

Ney fue amonestado frente al Granada y tras marcar dos goles en Villarreal no se alineó contra el Rayo Vallecano (6-1) por sanción. Sorprendió cuando se descubrió que siguió el partido desde Brasil, con permiso del Barcelona, por unos ‘motivos familiares’ que resultaron ser la fiesta de cumpleaños de su hermana. Y desde entonces, en los dos siguientes encuentros que ha disputado su trascendencia en el terreno de juego ha sido mucho menor.

A Neymar no se le da mal el Real Madrid. En cuatro partidos le ha marcado dos goles y aunque tiene la estadística igualada (dos victorias y dos derrotas), en los 332 minutos que participó siempre se destacó como un futbolista muy incómodo para la defensa merengue.

«Neymar ofrece muchas cosas en el ataque. Combina, arrastra defensas, se desmarca, remata. No hay dudas con él. Es imposible», relata un integrante del vestuario del Barcelona, donde el carácter del brasileño ha generado una unánime alegría, por cuanto desde el primer día quiso integrarse en el grupo y alejarse de cualquier síntoma de estrella.

Tras marcar 15 goles en 41 partidos en su primera temporada de azulgrana, los números de Neymar se han revolucionado en su segundo curso. En 32 encuentros suma 26 dianas, sin que ello haya debilitado los registros de Messi (al contrario) y habiéndose convertido en un socio cada vez mejor para Luis Suárez, a quien el brasileño ha ayudado de manera especial en su adaptación al equipo.

En el entorno, siempre agitado y con la crítica a punto, el viaje relámpago que hizo a su país provocó diferentes opiniones. Hubo quien apoyó el permiso de Luis Enrique y, también, quien comparándolo con la fiesta de Cristiano Ronaldo le puso en la diana. Solo faltaron dos partidos a menor rendimiento para que la sonrisa de Neymar haya sido puesta en cuestión.

Eso, claro, de puertas afuera. «Ha crecido mucho y está camino de dar lo mejor de sí mismo, que es mucho. Es un futbolista espectacular», se repite en el camerino, desde donde se coincide en que a pesar de toda la polémica que rodeó su fichaje y de los problemas que ha provocado en el club, acabó siendo el mejor legado que dejó Sandro Rosell al barcelonismo.

 

 

Fuente

espndeportes

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »