NBA

LeBron vs Curry ¿Quien mueve mas dinero en las finales?

Se ilumina el corazón del Oracle Arena. Una mole de 116 kilos de músculo deja ver sus tatuajes cuando se quita una campera que desnuda el número 23. Una vincha amarilla en su cabeza y un aura indescriptible. LeBron James es un imán. A unos metros, un muchacho juega con su protector bucal, se ríe, toma dos balones, los bota y se roba el centro de la escena. Stephen Curry emana energía. Son los dueños del espectáculo. La NBA los ama, porque ellos son una usina para el negocio. Y dentro de ese contexto también existen particularidades: porque el líder de los Cavaliers es el segundo jugador mejor pago de toda la competencia con US$ 22.970.500 mientras que el MVP, el jugador que hace derretir a la afición, ocupa el puesto. 67°. Sí, el número 30 de Golden State Warriors, en esta temporada cobró 11.370.786 de dólares. Es más, el jugador mejor pago del campeón es Klay Thompson con 15.501.000 y está ubicado en el puesto 32° de la nómina.

Toma un balón Curry y lanza desde afuera del campo. El ruido de la red marca la pureza de su precisión. Y en este contexto resulta extraño cómo es que existe semejante diferencia entre LeBron y el base de los Warriors. Muy simple, la explosión del jugador más determinante de la liga fue en los últimos dos años. Curry (anunció que no jugará en Río 2016 por las recientes lesiones de tobillo y rodilla que sufrió) era un buen jugador, pero de ninguna manera el monstruo que es hoy. Es por eso que cuando arregló su contrato con los Warriors fue por un dinero acorde con su desarrollo. Así también se explica que el año próximo, en salarios, la diferencia entre los dos jugadores más convocantes se mantendrá. Para la temporada 2016-17, LeBron engrosará su billetera con US$ 24.004.173, mientras que Curry deberá «conformarse» con US$ 12.112.359. El chico de Golden ya no ganará menos de la mitad que The King.

Apura el paso el público de los Warriors para llegar antes del comienzo del juego. Es que el show arranca desde que Curry sale a calentar motores y exhibe toda su destreza. Esa que hoy le permite a Under Armour poner a su marca en un lugar impensado. Es más, Bussines Insider, en una nota de Jay Sole, analista de la compañía Morgan Stanley, menciona que el valor potencial de Curry se ubica por encima de los 14.000 millones de dólares. «La venta de zapatos de baloncesto en Under Armour creció más del 350% hasta el momento», dice en la publicación. Desde que Curry logró ser campeón de la NBA, hace apenas un año, las ventas de la marca que lo patrocina creció más de un 40%, llegando a recaudar más de 153 millones de dólares con el modelo Curry On helping Under Armour.

Estas estimaciones lo ponen por encima de lo que potencialmente sucedería con LeBron James y Nike, justamente la empresa que se perdió de tener a Curry como una de sus figuras por no igualar una oferta de 4.000.000 de dólares anuales. «Siempre pasó inadvertido. Era delgado, frágil. todo lo que no debía ser. Nunca recibió lo que merecía. Y de repente, como un relámpago, Steph Curry se convirtió en el centro de atención. Y es lo que más trabajo le cuesta aceptar a Nike», dijo Sonny Vaccaro, empresario clave en la creación en la marca Jordan.

La construcción de Curry respecto a su figura dentro del negocio NBA todavía está en pleno crecimiento. Muchos quieren saber si puede sostenerse en el tiempo como LeBron, que ya acumula siete finales y dos anillos con Miami Heat. Esta nueva final potencia todo para los dos. Si bien es real que hace dos años Under Armour se quedó con el N° 30 de Golden por 4.000.000 de dólares, ahora esta cifra, según aseguran algunos medios locales, creció exponencialmente hasta 2024. De todas formas, resulta imposible comparar la venta de imagen de LeBron, que cerró un acuerdo con Nike de por vida que supera ampliamente los 300 millones de dólares, la cifra que recibirá Kevin Durant por el vínculo que firmó por 10 años con la empresa estadounidense.

La NBA busca un nuevo campeón. Curry y LeBron quieren quedarse con otro anillo. Pero en el mundo del básquetbol, la competencia excede lo que sucede dentro de la cancha. Por ahora, The King tiene el poder, pero el chico de Akron, con sus tiros espectaculares y su destreza con el balón, está claro que va por la corona.

 

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »