NBA

Wade vuelve a Miami y rompe el silencio sobre su partida

El partido del Heat este jueves (8 p.m.) en el American Airlines Arena definitivamente no será uno cualquiera.

Dwyane Wade jugará por primera vez en contra del equipo de Miami, liderando a los Bulls de Chicago en su única visita a la Capital del Sol esta temporada. Por lo que se espera un encuentro repleto de emociones.

Durante juego, que será trasmitido en televisión nacional por TNT y que podrá ser escuchado en español por Radio Mambí (710 AM), se le rendirá un sentido homenaje a D-Wade, quien seguro será recibido con todos los honores como hijo pródigo de Miami.

Luego el juego será otra cosa y tal vez recibe los primeros abucheos cuando vaya a la línea de tiros libres, haciendo que sin dudas para Wade sea una noche muy larga, batallando contra sus sentimientos encontrados.

El Heat (2-4) vestirá uniformes militares en Miami como tributo a los soldados caídos y se espera que, a diferencia del juego en Oklahoma, presenten una dura batalla a los Bulls (4-3 sin contar el juego contra los Hawks), aunque a su vez Wade buscará demostrar que sigue siendo un grande.

“Él va a tratar de jugar al basquetbol y poner a su equipo en una posición de ganar, ya sea con más de 20 puntos o con menos” comentó Udonis Haslem, su mejor amigo en el Heat. “Va a practicar su juego. Va a jugar el basquetbol que él suele jugar y tratará de ayudar a su equipo a ganar. Y voy a hacer lo mismo”.

Ambos equipos han cambiado significativamente sus plantillas. El Heat con la marcha de Wade, Loul Deng y Joe Johnson, más la baja de Chris Bosh.

Por Miami podría reaparecer Josh McRoberts, después del regreso de Josh Richardson, quedando solo con la ausencia de Wayne Ellington con problemas en los isquiotibiales.

“Lo más importante es que volvamos a la pista y jugamos bien en casa”, declaró el entrenador Erik Spoelstra. “Pero habrá un momento especial, Dwyane significa mucho para todos nosotros, incluyéndome a mí mismo, así que sabemos compartimentar”.

Miami tiene que aprovechar que juega en casa, que esta más descansado, pues no juega desde el lunes, mientras Chicago chocaba este miércoles en Atlanta.

De igual modo, gane o no el Heat, valdrá la pena pagar la entrada para difrutar de nuevo del juego de Wade, ser testigo de algo histrico y escuchar la manera en el presentador dirá “and number three: Dwyane Wadeee!”. Tal vez eso sea hoy lo que más extraña el AAA.

Viviendo sus horas más bajas, el Heat recibe este jueves a Dwyane Wade y sus Bulls en la que un día fue su hogar, el American Airlines Arena.

Nadie olvida su famosa frase “Esta es mi casa”, ni todo lo que dio Wade a Miami; tanto, que incluso hoy todavía hay quienes suspiran por la marcha del astro a Chicago.

En medio de todo esto Wade ha roto su silencio por primera vez desde su partida, dejándole caer al periodista de CSN Chicago, Vincent Goodwill, las causas por las que se fue del Heat.

“Pensé que estaría allí para siempre, pero eso sucede y tienes que estar preparado”, dijo D-Wade. “Me enteré muy rápidamente que esto es un negocio y lo entiendo, pero hay maneras de comunicar, a alguien como yo, lo que estás tratando de hacer. Eso es respeto”.

Wade nunca fue la primera opción y siempre dejó dinero en la mesa para formar y disfrutar de un mejor equipo.

“No he dado nada más que respeto y siento que muchas cosas en esta liga están mal manejadas por mala comunicación”, explicó Wade. “A los directivos del Heat les dejé saber que iba a ser un agente libre y que no estaría esperando al teléfono para que me llamarán”.

El escolta después de 13 años en la NBA, todas con el Heat, conocía perfectamente la naturaleza del negocio y las prioridades de su equipo, pero también pensaba que siempre se acordarían de él.

“Entendí que Hassan Whiteside era una prioridad, que estaban tratando de conseguir a Kevin Durant; pero tenía que mirar por mí y estar preparado por si las cosas no se resolvían como yo quería que se resolvieran y no se resolvieron”.

Según Wade todo comenzó a cambiar tras la salida de LeBron James, cuando le ofrecieron el máximo a Chris Bosh.

El jugar afirma que mantiene contactos con todos los miembros del Heat y que no guarda nada a Pat Riley, que la vida es demasiado corta para guardar rencores.

“Pat me ha ayudado a convertirme en un hombre rico, hemos ganado campeonatos juntos. Me encanta, es terco como yo”, dijo Wade. “Pat es un competidor. Hace 13 años que le conozco. Posiblemente la gente no me crea, pero no tengo nada contra él. Todo sucedió como se suponía que iba a pasar, así que estoy bien”.

El Heat le rendirá un homenaje como ya le hizo a LeBron James, tal vez más grande, pero nunca a la altura del hombre que puso a Miami en el mapa del basquetbol y que ahora tendrá enfrente.

La llegada de Wade este jueves con otra camiseta será algo surrealista, tal vez haga resucitar al Heat, un revés lo hundiría en el fondo de la tabla.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Mas Populares

To Top
Language »